Wednesday, May 13, 2009

Ojalá que te mueras

Nunca pensé que me iría a gustar esta canción, pero cuando hay a quien dedicársela adquiere un gusto especial.
La versión peruana de los Hermanos Yaipen


Y la versión original del Grupo mexicano Pesado.


Aunque me gustan las norteñas y el texmex, he de reconocer que prefiero la versión peruana, como que tiene más sentimiento, más feeling o será el entorno cultural que me hace disfrutar más de aquello cuyos códigos me son más familiares?
Además lo divertido del video, le quita un poco la solemnidad, lo serio del dolor del amor traicionado, me gustan ese estilo kitch de la Costa Verde en Chorrillos, los pasitos de baile, las mamachas que pasan en el video, es realmente una terapia de exorcismo del dolor, y no un llamado a la violencia como algunas feministas dicen. Me parece que al final de esta canción uno sale con una sonrisa y no con un arma en la mano como en la versión mexicana.

2 comments:

Derik said...

Coincido con tu apreciación respecto a la versión peruana y al sentimiento que brota del estilo de los Yaipén. Lo que sí, me sorprendiste con tu referencia a las "mamachas", que es la forma como se refirieron, primero, los argentinos y luego generalizaron los limeños para referirse a las mujeres y, especialmente, señoras de origen campesino en los Andes.

Amazilia Alba said...

Bueno mi referencia a las mamachas no tiene ningun sentido derogativo sino simplemente señalo que ellas aparecen en el video, un indicio de como Lima es cada vez mas andina.